EXPERIENCIA DE LOS ESTUDIANTES

¿QUIÉNES SON NUESTROS ESTUDIANTES?

“Me percaté que había algo más importante que esta agotadora vida competitiva…”

Nuestros estudiantes son muy diferentes, en muchos aspectos, pero es más importante lo que tienen en común: un intenso anhelo de realizar plenamente sus capacidades humanas. Siendo así, están profunda y sinceramente interesados en las grandes cuestiones, como: “¿Quién soy?” y “¿Qué hago aquí?”, al intuir que la felicidad duradera no puede encontrarse al perseguir placeres y logros materiales perentorios. Y están dispuestos a examinar sus pensamientos, sentimientos y acciones, con el fin de propiciar su desarrollo personal.

COMPAÑEROS DE ESTUDIO DE LA FILOSOFÍA
LA EXPERIENCIA DE LAS CLASES

¿CÓMO ES EL AMBIENTE DE LAS CLASES?

“Es un ambiente en el que te sientes cómodo para contar tus experiencias y debatir las cuestiones que surgen.” 

Las clases generan un ambiente de apertura y de investigación interactiva y vívida, donde, con frecuencia, los estudiantes hablan más que el tutor. Se pide a todos los estudiantes que escuchen con atención y que hablen con sinceridad, mientras se presentan principios filosóficos  prácticos, constatados a lo largo de la historia, tanto de Oriente como de Occidente, y se proponen medios prácticos para el descubrimiento y desarrollo de uno mismo. Algo importante es que se invita a los estudiantes a no aceptar ni rechazar los ejercicios e ideas que se les proponen, sino que, en su lugar, traten de aplicarlos en la vida cotidiana, para que comprueben, por sí mismos, su utilidad a través de su propia experiencia.

¿CÓMO SE BENEFICIAN LOS ESTUDIANTES?

““He logrado la habilidad para abandonar el parloteo en la cabeza, estar en el presente, en calma y abierto a lo que surja.”



Los estudiantes han apreciado numerosos beneficios, al seguir las clases de la Escuela de Filosofía Práctica. Muchos de ellos han descubierto que pueden experimentar de manera más plena su capacidad de estar en paz, de poder ser libres y de sentirse felices. También han descubierto que se ha incrementado su capacidad para aprovechar su poder de atención, para estar en el presente, para calmarse en  medio de las turbulencias de la vida. Y, a medida que se incrementa su percepción de la unidad que subyace en todo, los estudiantes experimentan una apertura de corazón, que reduce el egoísmo y la soledad, propiciando que fluya el amor y que se mejoren las relaciones humanas.

BENEFICIOS Y EFECTOS

EN SUS PROPIAS PALABRAS

RAZONES PARA ASISTIR A LAS CLASES
¿QUÉ DETERMINA QUE LAS CLASES SEAN PRÁCTICAS?